¿No tienes tiempo para leer el contenido? Tranquilo. Aquí te dejamos el vídeo sobre la Hanway G15 125 Adventure 2021, ¡solo debes darle play!

Octubre de 2021, Hanway pone a la venta un nuevo modelo, se trata de la Hanway G15 125.

Esta moto, está catalogada por la marca como una trail adventure que te llevará a donde te propongas. Otros, ya la han catalogado como la mini Himalayan, haciendo referencia al famoso modelo de Royal Enfield. Razón no les falta, en cuanto a estética la moto es muy parecida. A algunos les extraña, algunos ponen el grito en el cielo pero a nosotros nos parece una muy buena estrategia. «Copiar» un modelo que está funcionando y llevarlo al 125cc es una jugada maestra. Por poner un ejemplo, ¿acaso no hay maxitrails de diferentes marcas muy parecidas entre sí? Y voy más allá, con motores muy similares cosa que no ocurre en este caso. Con los coches pasa igual, ¿acaso no hay SUV que son muy parecidos? Lo dicho, a nosotros nos parece una muy buena jugada.

Los grandes artistas copian, los genios roban.

Pablo Picasso

Dicho lo cual, vamos a destacar algunos aspectos de su ficha técnica.

Lo primero que llama la atención es el motor, un cuatro tiempos refrigerado por agua que da 14,9cv. Hay que saber que el límite de cv permitidos para el carnet A1 o convalidado del B son los 14,96cv. Así que tenemos un monocilíndrico que pinta muy bien por la potencia que entrega.

Esos casi 15cv podrían hacernos pensar que tendrá un consumo más alto que otras 125cc y no, según ficha técnica, tiene un consumo homologado de 1,8 litros a los 100km. Nada mal y más contando con que tiene un depósito de 20 litros con lo que te da en teoría una autonomía de 1.000 kilómetros.

Estas especificaciones junto con la estética «Himalayan» está provocando que la gente se esté interesando mucho por este modelo. Lo venimos observando en nuestro canal de YouTube. Hay muchos seguidores pidiendo que la probemos pues quieren saber qué tal se comporta esta moto.

Primera toma de contacto

Es viernes, hoy nos dejan dos unidades para que las probemos durante unas semanas. Hanway ha confiado en nosotros para que les hagamos un test y demos nuestra opinión.

Las primeras impresiones son buenas, es una moto de aspecto grande que no tiene nada que ver con nuestras Scrambler 125.

Cuando te sientas en ella, notas su altura, su peso y su volumen. Destaca ese depósito de 20 litros que hace que parezca de una cilindrada mayor. Los neumáticos también señalan en la misma dirección. Sobre todo el neumático trasero con una medida de 140/70-17 hace que se vea muy ancho.

Con respecto a la altura yo con mi 1,84 mts llego bien, el asiento se sitúa a una altura al suelo de 81 cms. Patrick, que mide 1,70 mts también llega bien pero ya no apoya los dos talones en el suelo. Otra cosa que destaca y que se percibe al instante es que en cuanto a calidades la moto da un salto bastante grande. Se ve una moto bien construida, con buenas soldaduras, empleando tornillería, protectores o estriberas en acero inoxidable y partes en aluminio como el basculante.

Tras recogerlas en Patacona Motos iniciamos el camino de vuelta a casa. Es de noche y amenaza con lluvia. Arrancamos la moto y escuchamos su sonido. Un tubo de escape con muy buena pinta emite un sonido ronco bastante «bonito». Los primeros kilómetros son para adaptarse y conocer la moto. La posición de conducción es buena y la moto se maneja de manera muy correcta, es ágil y entra muy bien en las curvas. Empieza a llover y rápidamente perdemos confianza con los neumáticos. Pisando la pintura de líneas, pasos de cebra, etc… la moto patina un montón. Las rotondas las comenzamos a tomar con la moto lo menos inclinada posible pues no nos fiamos nada de estas gomas.

Primeros metros por un camino sin asfaltar, un camino de tierra muy bacheado que da acceso a campos de cultivos. Probamos ponernos de pie, el manillar nos queda algo bajito a los dos, habría que levantarlo un poco con unas alzas. Los baches hacen que podamos probar la suspensión y nos llevamos la mayor decepción de la moto, la suspensión delantera sin mucho esfuerzo hace topes. Parece que es muy blanda y que no está muy pensada para caminos en mal estado que estén bacheados o con escalones. De la suspensión trasera no podemos opinar mucho ya que está condicionada a la delantera que avisa antes como decimos.

Las expectativas que teníamos con esta moto eran muy altas y es lo que pasa cuando las tienes, que luego te llevas chascos. Ocurre lo mismo con las películas, ¿verdad?

Guardamos las motos, mañana será otro día.

Prueba off road

Un nuevo día, vamos a hacer lo que solemos hacer nosotros, probar la Hanway G15 125 por caminos sin asfaltar. Bajamos presiones, vamos a ver si así, los neumáticos se comportan mejor. En cuanto a la suspensión poco podemos hacer ya que no es regulable.

A nosotros nos gusta empezar el día con complicaciones, no tardamos en encontrar un camino bastante roto y hacer una pequeña prueba de fuego. El terreno además está húmedo de las lluvias recientes. Parece sin embargo que el neumático se comporta mejor en pista que por asfalto porque no notamos perdida de tracción. La pista discurre entre vegetación frondosa, se nota que va a ser picante pues las ramas invaden el camino, signo de que no ha pasado mucha gente. Llega una subida rota con piedras grandes sueltas y una gran zanja. Subo en segunda pero justo en la pendiente se me cala por perder fuerza. Fallo mío, tendría que haber metido primera. Las consecuencias son que freno la rueda delantera y la moto empieza a resbalar y descender por la pendiente. Pongo los dos pies en el suelo e intento equilibrarme para no irme al suelo.

El peso de la moto se nota y estoy a punto de sufrir la primera caída. Afortunadamente, consigo pararla, arranco, meto primera y la moto sale bien de esa pendiente sin tener que descender para empezar de nuevo.

Conclusiones, la moto tiene más fuerza, se notan esos 15 cv, pero ante subidas con mucha pendiente hay que meter primera. Se nota que la moto pesa y que habrá muchas situaciones en que si la moto dice de caerse, será muy difícil aguantarla. Los neumáticos ni tan mal.

Seguimos con la ruta, las estriberas son muy cómodas. Hemos quitado las gomas y nuestras botas van bien cogidas. Yendo sentados la moto se conduce muy bien pero su asiento es muy duro, no es cómodo. Yendo de pie lo dicho, el manillar se nos queda algo bajo. Nos vamos acostumbrando poco a poco a la moto. Llama la atención lo bien que se pueden trazar las curvas y los giros, la moto va por donde quieres. En subida además ayuda el empuje que tiene el motor.

Entramos en zona de barro, bajada y sombra…mala combinación para estos neumáticos, si tocas el freno la moto se va de detrás. Peligro, reducimos la marcha y vamos con cuidado.

Llega zona más «ratonera», nos divertimos, la moto va por donde quieres e incluso aprovechamos para coger algún resalte para probar si la moto salta. Eso sí, con cuidado pues ya conocemos la poca dureza de la suspensión delantera.

Llegamos a carretera asfaltada, hoy con el firme seco la moto no nos da sustos aunque tampoco queremos forzar no vaya a ser que nos vayamos al suelo. Supongo que será cuestión de coger confianza y experiencia.

Velocidad máxima

La velocidad máxima de la Hanway G15 declarada por el fabricante es de 102 km/h. Sin embargo, gracias a su motor monocilíndrico de cuatro tiempos, con doble árbol de levas, cuatro válvulas que rinde 14,9 cv y refrigeración líquida hace que nosotros hayamos registrado una velocidad máxima de 116 km/h a 9.600 rpm. La caja de cambios cuenta con 6 marchas.

¿Qué peso tiene la moto?

El peso total declarado por el fabricante para la Hanway G15 es de 149 kilos. Este peso es en orden de marcha lo que quiere decir que es con líquido refrigerante y combustible.

¿Qué neumáticos y llantas monta?

La Hanway G15 monta llantas de aluminio con neumáticos mixtos de la marca Timsum en medidas 110/80 de 19 pulgadas delantero y 140/70 en 17 pulgadas para la trasera.

¿Qué batería monta?

La batería es de tipo Gel. Va montada debajo del asiento y en posición tumbada. No necesita mantenimiento.

¿Qué frenos lleva?

El sistema de frenado de la Hanway G15 se compone de disco de 300 mm con pinza de 3 pistones en la parte delantera y disco de 220 mm con pinza de 1 pistón en la parte trasera. Cuenta con el sistema de frenada combinada (CBS) que funciona de la siguiente manera: si actúas con el freno trasero, la frenada incide en ambas ruedas. Si accionas el freno delantero, solo frena la rueda delantera.

¿En que colores está disponible?

Este modelo de Hanway está disponible en negro brillante, antracita mate y plata mate.

¿Qué precio tiene?

El precio de venta al público en España de la Hanway G15 es de 3.289 euros y se distribuye en la red de concesionarios repartidos por toda España.

Comparamos la Hanway G15 con nuestras Scrambler 125